domingo, 31 de mayo de 2015

Porque abajo siempre
Pies guía
Aguantando el equilibrio
Sobre una cuerda imaginaria.

Porque en medio
Un gran vacío,
Hinchándose la tripa,
Un aguijón dando vueltas
Triturando los estómagos
Real e imaginario.

Porque arriba siempre
Puntada tras puntada
Cosiéndose los labios,
Tragando a bocajarro
Las arcadas
Y respirando por inercia
Porque no queda otra.

Hay sogas y bozales
Sólo imaginarios.

Porque más arriba
En espejo, pupilas aladas
Apuntándote,
En marejada continúa
Reflejándote en engaño
Como cuando el sueño.

Y porque más arriba aún
En el centro de todo,
Detrás de donde el tercer ojo,
Señales emisoras
Huérfanas de receptor
Procedentes de una cueva
Llena de telarañas.

Porque de esta introspectiva
Queda omitida la válvula.
Sus ramificaciones y arterias
Todavía ansían poder echar raíces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

deja tu migaja