domingo, 21 de septiembre de 2014

Enjambre petrificado.

Volverse enjambre vivo
En llamas,
De sal gorda.

Volverse zigzagueante
Como el zumbido del violín que salta
Del radio despertador de mi mesita

Y languidecer sobre un colchón
Que no pertenece a nadie.

Volverse enjambre
Quejumbroso
Rodeado de insectos imperfectos.

Y anochecer pendiente de ordenarlos
Allá donde el caos lo petrifica todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

deja tu migaja