domingo, 22 de junio de 2014

Oírte decírmelo despacio
Es doloroso,
Suenas a ola rompiéndose en la orilla.

Me quedo inmóvil ante el mar,
No sé nadar
Y así me ahogo.

Pero que el cielo no tiene fin
Lo sabe hasta el más incrédulo.

...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

deja tu migaja